PENTAGRAMA DE INVOCACIÓN
Aserrín coloreado y cartón
2016
Circulo con dos metros de diametro
Instalación realizada in situ.
Con la colaboración de Andrea Ixchíu y Sergio Valencia.

Fui invitado a trabajar en un proyecto para la exhibición "The Moon Museum" que se realizaría en las ruinas del Convento de la Concepción construido en la época colonial en Antigua Guatemala. No había tema para la exposición, ningún lineamiento, total libertad.

Empecé a pensar en lo más ofensivo que podría hacer dentro de las ruinas arqueológicas de aquella ciudad colonial mayormente católica en el marco de la Semana Santa. La Epifanía: un pentagrama de invocación demoníaca elaborado con los mismos parámetros estéticos con que se hacen las alfombras para dicha celebración. Encontré varias imágenes de lo que parecían ser pentagramas genuinos pero terminé por decidirme a realizar uno falso y esperar la reacción de la gente. Elegí varios símbolos vikingos y de otras culturas así que no parecía totalmente auténtico pero daba esa apariencia.

La respuesta de la gente: personas indignadas que creyeron fidedigno el pentagrama hasta comentarios de otros artistas mencionando mi atrevimiento a hacer algo así dentro de este espacio consagrado o la mala suerte con la que se cargaría el lugar. Y pensar que estamos en pleno siglo XXI.

Mario Santizo, 2019.

Editado por Alejandra Méndez.